Related Posts with Thumbnails

martes, 1 de diciembre de 2009

Historias de la lotería. ¡Que la suerte nos acompañe!



Se buscó en todos los bolsillos, se palpó una y otra vez por encima del pantalón. ¡Nada!



Se había dejado la cartera en casa. Lo peor era que el carnicero ya le había embolsado la carne y la charcutería recién cortada, y ahora le extendía el ticket y esperaba el importe mirándolo sin pestañear y con ambas manos apoyadas sobre las caderas.


-No se lo va a creer. Me he dejado la cartera en casa.


-Le sorprenderían las cosas que tengo que llegar a creerme. ¡Pues usted dirá qué hacemos!


Jorge maldecía el momento en que se le ocurrió comprar en este barrio tan alejado. Debía haberlo hecho en la carnicería de su vecino Pepe, que lo conocía de toda la vida, y le habría dejado pagar al día siguiente.


Miró por tercera vez en los bolsillos interiores de la chaqueta que llevaba doblada sobre su brazo.


-¡Oh! Mire... es un décimo de lotería para Navidad. Yo le diría que me lo acepte como pago, pero no creo que...


-Por supuesto que sí. Prefiero esto que nada, amigo.


Jorge salió del comercio muy turbado. Jamás, en toda su vida le había sucedido algo parecido. ¡Uff! Lo único que lo aliviaba era que ninguna de las señoras que esperaban su turno, le era conocida. ¡Había que ver cómo se callaron todas a la vez en cuanto lo vieron rebuscarse la cartera nerviosamente en los bolsillos!


Bueno... ahora lo inquietaba un poco  el décimo de lotería. Llevaba muchos años jugando el mismo número con todos sus amigos, pero se tranquilizó pensando que al día siguiente iría a la administración de Doña Antoñita y compraría otro igual. ¡No había problema!


A la mañana siguiente, antes de entrar al trabajo llegó a la administración, pero ¡oh sorpresa, no quedaba ni un solo décimo de su número!


-¿Cómo es posible Doña Antoñita, si ayer mismo tenía usted un montón?


-Lo siento mucho Jorge. Miraré por internet a ver si queda en otra administración; es todo lo que puedo hacer por ti.


La señora consultó el número, pero no hubo suerte.


Después de cavilar un poco, Jorge decidió comprar otro número cualquiera e ir a canjeárselo al carnicero de la noche anterior, y así lo hizo, pero...


-No señor, de ninguna manera. Usted me pagó con el décimo y ahora es mío. No quiero cambiárselo... me gusta este.


-Pero verá... es que ese número lo juego con unos amigos desde hace muchos años, y yo le ofrezco este otro en su lugar... ¡Mire, si quiere le doy dos a cambio del mío!


-Lo siento, no hay trato.- sentenció el carnicero -Es mi última palabra.


No hubo nada que hacer.


Jorge marchó pensativo. Seguramente no había de qué preocuparse, porque la suerte nunca les había sonreído en la lotería al grupo de amigos, y no creía que lo fuera a hacer justamente este año.


Y llegó el día 22. Los bombos empezaron a girar y los premios a salir.


El gordo se resistía y Jorge, escuchaba el sorteo por la radio con preocupación. Todo lo que ansiaba era que saliera ya el primer premio para quedarse tranquilo de que su número no era el afortunado.


Y...





No lo fue.


¿Habíais pensado que lo sería?


Pues siento defraudaros, porque el que salió fue este otro:



Bueno, amigos míos, toda esta historia la inventé para deciros que a mí sí que me han regalado este décimo que circula de blog en blog. Ha sido mi amiga Elena y ahora, según me dice ella, tengo que compartirlo con otros cinco amigos.


Pero mejor empleo sus mismas palabras:


"Una vez más vamos a depositar un poco de esperanza en la Lotería de Navidad para que la suerte, a la que queremos tentar, nos favorezca con unos cuantos € que nunca vendrán mal… Este año Z-13 Lotería nos vuelve a regalar un décimo para compartir entre muchos blogs. Algunos ya sabéis cómo funcionó el año pasado. Este año haremos lo mismo con alguna pequeña diferencia."


Asi es cómo comienza el post publicado por Carlos en su blog
Alas de plomo.


Pueden participar todos aquellos blogs que lo deseen, basta con difundirlo entre nosotros, haciendo un enlace al artículo del blog de Carlos, que os dejo aquí. Se trata de compartir y regalar suerte a nuestros amigos, así que también hay que ser generosos con ellos invitando,al menos a otros cinco blogs, a participar con nosotros de esta iniciativa, e incluirlos en vuestro artículo debidamente enlazados.


Una vez realizados estos dos sencillos pasos, debemos dejar un comentario con el enlace a nuestro artículo en el post de "alas de plomo", y desde allí, nos confirmarán el número de participante en la parte proporcional que nos corresponda a cada uno de los que hayan cumplido con lo poquito que se pide.
 
El plazo límite para publicar un artículo será: las 24:00 horas del día 20 de Diciembre de 2009.


El depositario del mismo es la Administración:


Z-13 Lotería, en Gran Vía 36 de Zaragoza.
Tfno: 976 235 769.


De cualquier manera si tenéis dudas podéis resolverlas directamente con un comentario en el blog de Carlos "Alas de Plomo" o enviándole un correo a blogalasdeplomo@gmail.com.

Y dicho todo esto... paso a compartir mi décimo con cinco amigos:
 
http://reflexionesdeemibel.blogspot.com/
http://brisadevenus.blogspot.com/
http://buenamaria.blogspot.com/
http://corraldeltrapito.blogspot.com/
http://poetrya.blogspot.com/

 
 Saludos a todos y ¡SUERTE!
 Adelaida Ortega Ruiz

43 comentarios:

  1. Me gustó la historia, yo sí pensé que sería el número ganador, jaja, soy fácil de convencer. Buena iniciativa la de compartir un décimo entre bloggeros y de esa manera conectar personas y volver del azar un grato compartir.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Genial tu artículo. Por tanto debes de participar como Nº Participante 72. Felicidades y suerte

    ResponderEliminar
  3. Rectificandi; Adelaida ortega participas con Nº Participante 73

    ResponderEliminar
  4. ¡Menudo bochorno. Entonces!
    ________

    Como aquellos; se cuenta que -no sé si es realmente cierto- en la Córdoba de los 50 salió premiado un número, precisamente el que un señor
    llevaba jugando toda la vida. Al percatarse los familiares del hecho, buscaron y rebuscaron en los bolsillos de todos y cada una de sus ropas de sus trajes, sin resultado alguno. ¡Je! Recientemente fallecido, decidieron exhumar su cadáver. Pensaron que se había llevado el décimo en el traje con el que fue amortajado. Así, eso si, el difunto pudo airearse algo, claro, pero del décimo, ni rastro. ¡Malditos gusanos! Pensó alguien.
    ______

    ¡Je, je...!
    ______

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Muchas felicidades seguro que nos toca, porque tenemos muchas ilusiones y esperanza. No me lo llevo porque ya lo tengo en mi blog de premios, pero se agradece este detalle tan guapo de que te hayas acordado de esta humilde mujer para entregarlos.
    Muchas gracias
    Con cariño
    mari

    ResponderEliminar
  6. Hola Yob.
    ¿Pensaste que sería el nº ganador?
    jajajaja
    Bueno... la verdad es que mientras escribía cambié un par de veces de opinión. Al final decidí que no saliera... porque el premiado tenía que ser el nuestro, el de los bloggeros. je je.

    Por cierto... "estoy_viva me acaba de decir que ya participa, así que voy a cambiar ahora mismo el enlace y si lo deseas, juega tú en su lugar. Sería un placer compartirlo contigo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Hola Carlos.

    Gracias por la lotería y por tu comentario.

    Es un honor.

    Un saludo muy afectuoso "de la participaante 73". je je

    ResponderEliminar
  8. Hola José Alfonso.

    Hombre... el bochorno mayor del reino hubiera sido que saliese el nº que ahora estaba en poder del carnicero, cosa que era posible. De hecho, casualidades más grandes se han dado.

    Yo creo que Jorge se alegró profundamente de que no le tocara la lotería. je je.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Hola Mari.

    Ojalá sea verdad que nos toca.
    Me alegro que ya estés participando.

    Un besazo muy grande.

    ResponderEliminar
  10. hola amiga. Eres una artista. Haz enganchado dos temas perfectamente. Enhorabuena. me ha encantado, auque pobrecito hombre si fuera salido el numero de loteria. No quiero ni pensarlo. un beso .

    ResponderEliminar
  11. Gracias Paco.
    Tú sí que eres un artista!!

    Tu blog de música fantástico. Ayer me hice seguidora. Es una delicia escuchar tan buenas canciones allí.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Para mi la Navidad siempre da comienzo el día del sorteo de lotería, y no dos meses antes que cuando llega ya estamos cansados de polvorones, villancicos y bombillitas, juego todas las semanas pero el sorteo de estas fechas es muy especial, y como el personaje de tu relato siempre pienso que la suerte me va a acompañar y al final solo salud que no es poco, un saludo

    ResponderEliminar
  13. Hola Mamé.
    El optimismo siempre es bueno, así mantenemos la ilusión hasta el día de "la salud".
    Ese día hay que echar mano de la resignación y decir... "bueno, otra vez será. Por lo menos que no me falte la salud y el trabajo"

    Lo del amor es otro cantar. je je.

    Saludos a "Tomra que tu viera"

    ResponderEliminar
  14. Adelaida...

    Querida paisana. Me tuviste en la incertidumbre hasta el final. Genial forma de presentar el décimo de lotería. Me ha gustado mucho el relato y también me he divertido. Gracias.

    Un beso y que tengas un feliz día.

    ResponderEliminar
  15. Muchas gracias Adelaida por acordarte de mí aunque no sé si debo cogerlo porque me lo envió Mari hace unos días. Lo que sucede que no lo he reenviado, si te soy sincera, me costaba elegir cinco personas.
    De todas maneras me ha hecho ilusión, gracias y besitos mil.
    Y la historia, Adelaida, genial, conseguiste engañarme.
    Pasa un buen día.

    ResponderEliminar
  16. ¡Gracias Adelaida!
    Si participo yo, no os tocará a ninguno.
    En mi oficina, después de estar casi cinco años jugando al mismo nº, el año que no llevaba yo, tocó.
    Así que desde entonces no compro ni participo con nadie en esta lotería.
    ¡Gracias mil de nuevo!
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Félix:

    Hola, mi querido amigo cordobés.

    En realidad iba a poner la foto del décimo y el texto sin más, pero se me ocurrió añadirle un poco de intrega. Al fin y al cabo la lotería es intrigante hasta el último momento.

    Me alegra que te haya gustado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Adelaida, como diría nuestra amiga Lola "eres una cabro...", jajaja...
    Y yo digo que también eres genial, me enganchaste a la historia y no veas la cara de boba que se me quedó al final, jajaja...
    Genial, genial.

    Mil besos, nos veremos.

    ResponderEliminar
  19. Hola Emibel.

    Gracias a ti siempre, y ¿Cómo que no sabes si cogerlo?
    Pues claro que sí, mujer.
    ¿Tú no sabes el chiste del que iba todos los días a la iglesia a pedir que le tocara la lotería?
    Pues resulta que, cansado Jesucristo de que cada día repitiera el hombre la misma plegaria, una tarde bajó de su cruz y se plantó delante del suplicante, y le dijo...

    -Que sí hombre, que hace tiempo que te concedí el deseo, pero por Mi Padre, compra el décimo.

    jajajajaja

    Pues eso te digo yo... coge el décimo, mujer.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  20. Gracias a ti, María, pero no te preocupes; yo creo que podremos arriesgarnos. jajaja.

    ¡Venga anímate!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Hola Elena.

    jajajajaja!!
    Tú sí que eres genial.
    El final era una sorpresa... como lo es la lotería. jeje.

    Un beso, preciosa.

    ResponderEliminar
  22. Genial la entrada, ademas al carnicero le estuvo bien por egoísta. Nunca me gusto la Lotería de Navidad, no me preguntes el porque pero no me gusto, ahora si que disfruto viendo la ilusión que levanta, que haya suerte y a por todas.


    Un abrazo y mis mejores deseos.

    ResponderEliminar
  23. Gracias Javier Pol.

    En cambio yo es la única ocasión de todo el año en la que compro lotería.

    Jamás juego cupones, bonolotos ni quinielas... y no veas qué suerte tengo: siempre me toca reintegro. jajajaja

    Pero la de Navidad es distinta. En ésta si juego siempre algunos décimos, y no se me ocurriría pagar la compra con ellos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Holaaa, holaaaaaa!!!.
    En realidad te iba a decir eso..., ¡¡¡eres una cabrita!!!!!!. Coooñoooo..., yo que esperaba que le tocara al pobre hombre (que no al carnicero) y ahora más tú y me desmoronas el final de la historia!!.
    Tienes una facilidad increible para montarte historias y la verdad es que te salen que ni pintadas!. Eres una artista!!!.

    Mis deseos para que la Lotería de Navidad se reparta entre todos vosotros y, para aquellos que no creén en ella, decirles que siempre toca!!!!.



    Un beso guapetona!!!!!.

    ResponderEliminar
  25. Amiga... que forma más original tienes para todo.
    Que intriga hasta el final, que historia mas buena y que se merece que el número toque... y si no... jajjaja, salud que tengamos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Gracias Lola!
    Ojalá toque.
    Me encanta que te gusten mis historia, que como tú dices, me monto en un momento... y es que la imaginación no cuesta dinero jajajaja

    Si fuera cara estaría en crisis, amiga.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Hola Emilio.
    ¡Mira que me miras con buenos ojos!

    Gracias, amigo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  28. Perdón, quise decir que me lees con buenos ojos, Emilio... jajajaja

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  29. Adelaida muchas gracias por considerarme en el compartir, voy a ponerme a escribir algo para mi blog y participar de esa parte del décimo. Me encanta la idea, gracias de nuevo!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  30. Hoy que tenia tiempo he venido solo ha leer la historia me gusto mucho tienes mucha imaginacion aunque esto puede ocurrir.
    Yo por si acaso el dia 21 voy a la peluqueria a ponerme guapa porque quiero estar guapa para cuando me venga a visitar la television...ja ja ja
    Con cariño
    Mari

    ResponderEliminar
  31. Yob, ya me tienes pendiente. Besos

    Mari, pues haces bien en ir a la pelu pa cuando vengan los de la tele, y supongo que tendrás todos los décimos preparados para salir en pantalla con el premiado en las manos. jajajaja

    Bueno, pues a lo mejor este año sucede... y ahora nos reimos, pero luego nos vamos a reir más...

    Oye, que me encanta que vuelvas a mi blog.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  32. Hola Adelaida, aquí estoy otra vez asomándome a tu ventana y siempre se ve muy bello desde aquí, hermosa entrada, muy imaginativa, gracias por pasar a visitarme!!!

    abrazos luminosos!!!!!

    ResponderEliminar
  33. Todo preparado y listo, calculado todo el detalle, mi pose, mi mejor plano todo para que ese dia todo el mundo alucine de verme en la tele, lo malo es que cuando me enfoquen no dejare que se vayan, soy muy agoniosa todo para miiiiiiiii.
    Feliz fin de semana
    Con cariño
    Mari

    ResponderEliminar
  34. Hola Adelaida, he tenido poquito tiempo para contestarte como es debido, así que perdonáme.
    Gracias por tu regalo de la lotería, por cierto me ha encantado tu forma de presentarlo en sociedad (me refiero al décimo), pero niña, no sé todavía a quién se lo voy a regalar, yo no tengo mucha suerte, pero... este finde lo pensaré, ¿vale?
    Un millón de besos.

    ResponderEliminar
  35. Yo debo ser muy afortunada en amores, porque lo que es en la lotería jajaja; todos los años hago firme proposición de no comprar ni una papeleta y siempre, siempre acaban metiéndomela doblá ¿a quien quiero engañar? si en mi cartera no caben más participaciones, siempre por colaborar hasta en las cosas más extrañas. Y todos los años lo mismo, ni la pedrea, así que mejor copiar mis números para no comprarlos jejeje.

    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  36. Salvador:
    Gracias. Ojalá sea así. Un saludo y encantada en verte por mi ventana.

    Adriana:
    Me alegro de que te guste. Tu sitio también me parece a mí una fuente de luz. Allí se respira calma. Un beso (luminoso).

    Mari:
    Chiquillaaa! que tú venga reirte, pero a lo mejor este año es verdad y vienen los de la tele, y entonces es cuando nos reiremos de verdad.
    Yo por si acaso también me pondré guapa. Seguiré tu consejo.
    Besazo.

    Encarni:
    Da igual, tú regálaselo a quien quieras, que la suerte cuanto más la repartamos, mejor.

    Y "la presentación en sociedad" fue una ocurrencia de última hora. Me alegro de que te haya gustado.

    Besos.

    Ruth:

    Hola amiga! Yo tampoco tengo mucha suerte con la lotería, pero a pesar de ello cada año compro para navidad. Ya se ha convertido en una tradición... y me gusta.
    Además me pasa como a ti, que compro participaciones de todas las cofradías, asociaciones, colegios, etc. que me vienen ofreciendo, más que nada por colaborar. Luego si sale ese número, no será muy grande el premio, pero al menos da alegría.

    Ya sé que tienes poco tiempo, motivo de más para agradecerte de corazón que te hayas pasado.
    Un besazo bien gordo.

    ResponderEliminar
  37. Adelaida mucha suerte, y mis mejores deseos de que toque el numero , pues yo también juego gracias a , el blog de la gaviota, que me regalo esta participación con todos los blogueros ,que la tenemos en nuestros blog .

    Un saludo de MA .

    ResponderEliminar
  38. Muy buena la historia!!!! Y... que haya suerte con el sorteo!!!!!

    ResponderEliminar
  39. Hola Ma.

    ¡Pues que la suerte nos acompañe!
    Un beso y gracias por tu cariño.

    ResponderEliminar
  40. Hola Diavolo.

    Me alegra que te guste.

    Un saludo y encantada de que hayas entrado por mi ventana.

    ResponderEliminar
  41. PUES TU HISTORIA ESTA DE SUSPENSO, Y ME HA GUSTADO.

    ResponderEliminar
  42. Hola Marucha.
    Perdona que no te haya contestado antes, pero ando muy ocupada estos días.
    Me encanta que hayas llegado hasta aquí. Gracias por tu comentario.
    Bienvenida a mi ventana.

    Un saludo muy cordial.

    ResponderEliminar

Este blog pretende ser un espacio de amistad y creatividad. Gracias por tus comentarios. Absténganse los que, amparados en el anonimato, pretendan insultar o denigrar gratuitamente.